Museo Consuelo Suncin-Antoine de Saint-Exupery

 

Consuelo Suncín en 1931.

Consuelo Suncín en 1931.

A partir de esta fecha inicio una serie de trabajos sobre Consuelo Suncín, Antoine Saint Exupery y El Principito, reproducidos para hacer un llamado para hacer un Museo a estas dos grandes personalidades de dos países: El Salvador-Francia. Ya en anteriores ocasiones he dicho que El Principito tiene nacionalidad salvadoreña porque el asteroide queda en la zona occidental de nuestro país, tiene también una madre salvadoreña: Consuelo Suncín. De ahí la necesidad cultural de fundar el Museo Consuelo Suncín-Antoine de Saint-Exupery.

       O simplemente Museo El Principito, patrimonio universal, con el debido respeto a los herederos de derechos; en verdad la idea no es editar esa obra, ni siquiera objetos o imágenes que tengan propiedad legítimos. La idea es ubicar en El Salvador, el recuerdo de la cuna imaginaria de El Principito, por obra y talento del conde de Saint-Exupery, e inspirada por la salvadoreña Suncín. El Museo podría ser interactivo y digital, donde la niñez y los adultos puedan conocer antecedentes de la obra y de las dos personalidades involucradas. 

       Japón tiene el Museo Antoine de Saint-Exupery y Consuelo Suncín. Francia aun no lo tiene, pese a ser Saint Exupery, Héroe de la Segunda Guerra Mundial, muerto en combate, autor de uno de los libros más famosos del mundo; pero Francia ya dio los primeros pasos al nominar a los Liceos de Costa Rica y El Salvador con los nombres de la pareja. De la vida de estas dos personas tratan mis artículos que voy a divulgar para hacer un llamado a la creación del Museo en El Salvador, el segundo en el mundo.

       Debo reconocer que este impulso de redescubrir a Consuelo Suncín, y los elementos de El Principito, incluyendo hechos inéditos dal escritor francés, por supuesto, me vino desde Japón. Agradezco a quienes han abierto desde Asia este camino de recuperación de un valor salvadoreño y centroamericano.

       El Museo Memorial es un deber de quienes trabajamos con elementos de la cultura. Si se debe conversar con quienes se tiene que conversar y pedir el poyo necesario, debe hacerse. Tenemos obligación de recordar a la condesa de la diáspora salvadoreña que salió de Armenia, Sonsonate, en 1920, para encontrar el mundo que ella soñaba desde niña (ver Crónicas de Infancia, obra autobiográfica de l

a máxima poeta salvadoreña Claudia Lars).

       Y se encontró con el mundo imaginado para bien o para mal. Para mal por quienes les gusta pensar en negativo, para bien por quienes pueden ver los valores que se señala en El Principito: “Lo espiritual es invisible a los ojos, pero visible al corazón”
Mientras tanto se puede ver en este sitio web un trabajo anterior de mi autoría intitulado “Marginalidad y Universalidad de la Literatura Centroamericana”, donde hablo de Consuelo Suncín y la trascendencia mundial de la literatura centroamericana.
       Si El Principito y su inspiradora Consuelo Suncín tienen raíces en El Salvador, lo más legítimo que podemos imaginarnos es hacer un Museo al autor francés, y a su inspiradora salvadoreña.

       Así como hay una Ruta Maya, puede haber una ruta de El Principito Japón-Francia-El Salvador-EE. UU.-Africa-y-el-Mundo, que favorecería a nuestros países centroamericanos. No olvidemos que otros países se disputan una relación con la obra del autor francés, o están relacionados con ella: Argentina, Guatemala, México. La apropiación de los recuerdos se ha vuelto patrimonio mundial.

       Se ha dado un

primer paso desde la Fundación Innovaciones Educativas Centroamericanas, organización civil con matriz en El Salvador, que gestionó y despertó entusiasmo por el Museo en el gobierno local de Santa Tecla, la ciudad más cultural de El Salvador. Se ha iniciado gestiones para que el jefe del gobierno local don Oscar Ortiz, ofrezca un terreno en comodato para erigir ese Museo.

       Por otra parte, no dudamos del acompañamiento espiritual a esta iniciativa desde Japón. Con mucho gusto se debe retomar el reto. Falta gestionar ante Francia,  con las actuales autoridades del gobierno salvadoreño; y su familia en El Salvador, en especial la Dra. Mireille Escalante, quien tiene una intseresante iconografía de la familia Suncín.

       Mayor amplitud para la comprensión y justificación de esta propuesta se encontrará en diversos artículos que iré reproduciendo cada semana en esta página web.

       Invito al Ministerio de Turismo para que se sume al esfuerzo de la sociedad civil, al Ministerio de Educación (El Principito es obra mundial que tiene como personaje a uh niño sabio en valores y reflexiones para formación en la vida); a la Secretaría de Cultura con proyecciones amplias y positivas para todas las ideas que vayan en provecho no solo de El Salvador sino de América Central; y también al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Manlio Argueta. Desde América Central, El Salvador, septiembre 20 de 2009.

zp8497586rq

viagra name canadian pharmacy

About The Author

m_argueta

Other posts by

Author his web sitehttp://manlioargueta.com

20

09 2009

8 Comments Add Yours ↓

The upper is the most recent comment

  1. 1

    La idea del Museo para Consuelo y Antoine Saint-Exupéry es fenomenal y su desarrollo puede incorporar a todos los salvadoreños de la diáspora, sean artistas, lectores, intelectuales ó no. El legado de Consuelo es indiscutible. Estoy muy encantado que el artículo menciona a la Dra. Mireille Escalante Dimas, la sobrina, aún viva y residente en San Salvador, de Consuelo. Aparte de ser abogado, Mireille es escritora y sus escritos (que tratan sobre su tía Consuelo) y cuentos erótico-románticos merecen mejor reconocimiento.

  2. 2

    Edgardo: ya estoy de nuevo en el proeycto Museo. Despues sde la carta que le enviaron a
    Yuki desde Francia, tu sabes cual es, me desinfle un poco. Espero que gente como tu y Mireille y
    otros armenienses nos acompañen, esta me ofrecio todo apoyo en lo que ella tiene (fotos sobre todo).
    Abigail tambien.
    Vamos pues tras el Museo, ya me visitó Abigail, cuyo padre es amigo de Pepe, esencial para el
    Museo, vamos a tesner que visitarlo a Paris.

  3. 3

    Edgardo: En Vanidades la ultima -no le encontre numero- pero sale Nelly Furtado en la
    Portada, letras anaranjadas, salen 3 paginas de antoine y Consuelo, con fotos.

  4. Jorge Carrol #
    4

    Quizá, erróneamente advierto en sus palabras un acaso desconocimiento de los pasos de el autor de “Vuelo Nocturno” por el mundo. Ud. dice (textualmente) “No olvidemos que otros países se disputan una relación con la obra del autor francés, o están relacionados con ella: Argentina, Guatemala, México. La apropiación de los recuerdos se ha vuelto patrimonio mundial.”
    Saint-Exupéry no solo vivió en Argentina (donde como piloto de la Aeropostal abrió las rutas aéreas de la Patagonia y la Mesopotamia argentina) sino que estando en ella conoció a Consuelo Suncín, por entonces viuda de Enrique Gómez Carrillo. Por tanto los argentinos que amamos la literatura y que como en mi caso somos lectores de tiempo completo, no nos apropiamos de algunos recuerdos del autor de El Principito, simplemente los rescatamos a partir de una verdad absoluta y comprobable: Saint-Exupéry vivió y trabajó en Argentina y su libro Vuelo nocturno rescata en muchas de sus páginas sus experiencias como piloto de la Aeropostal (que posteriormente devendría en Aeroposta Argentina y finalmente en Aerolineas Argentinas).
    En Guatemala podemos igualmente rescatar que el piloto-escritor tuvo un terrible accidente con su avión en febrero de 1938 y hasta suponer -como en mi caso- que fue viendo los tres volcanes de La Antigua, que así podía ser “la patria de El Principito: el Asteroide B 612.
    Por tanto argentinos y guatemaltecos podemos (después de más de 30 años de vivir en este país, puedo sentirme chapín) “apropiarnos” de algunos recuerdos de Antoine de Saint-Exupéry, de igual manera que con todo su derecho como el poeta que es, “apropiarse” de otros recuerdos del francés y manifestar la nacionalidad salvadoreña de El Principito.
    ¡Qué bueno que se pueda construir un Museo a la memoria de Consuelo Suncín!…, donde confío no se olviden que fue esposa de Enrique Gómez Carrillo y que fue en casa de éste en París, donde vivió con Saint-Ex varios años. Pero en este afán de apropiarse de recuerdos, ojalá no se olvide tampoco -ya lo confiesa Doña Consuelo en sus memorias-, había emprendido la fuga de su lado precisamente cuando ocurrió el accidente en Guatemala.
    Y como nadie es dueño de esa mentira que es la verdad, me permito no estar de acuerdo con la frase que da motivo a este comentario.
    Jorge Carrol

  5. 5

    Edgardo: debemos encontrar a las personas y entidades que quieran apoyarnos en esta
    empresa. De mi parte, lanzo la primera piedra, no para quebrar el tejado o como arma
    de lapidación, sino para que se nos escuche. Recuerdo lo que exponía un experto
    colombiano, sobre cómo se revirtió la imagen violenta de Bilbao, la capaital del
    País Vasco: después de construirse el Museo Guggenheim.
    Ahora no solo disminuyó la violencia o la mala imagen que pudo haber tenido: es un
    centro turístico, envidiable en España y Europa. Saludos de Manlio

  6. 6

    Que bueno Manlio que estas con esta idea, me gusta. Vos podes impulsarla y ojala OScar ponga oidos abiertos al asunto. Antes he tratado de armar un conversatorio sobre el Principito en UTEC y por alguna razon no lo llevamos a cabo.
    Este conversatorio debiera ser una excusa para promover más a la Suncin (perdona la confianza, asi la llamaba mi abuela), y difundir la idea del museo. Sería interesante. Saludos, Julio

  7. Claudia Elena Paniagua #
    7

    Interesante y obligatorio la creación de ese museo; sería como comenzar a trabajar en El Salvador, en la Eliminación de todo aquello que límite las posibilidades de acceso de la mujer a la cultura y a su formación profesional, comenzar a repartir honor a quien honor merece; puede ser que El Principito sea patrimonio de los países de Latinoamérica que se disputan el Asteroide B 612, pero es innegable que Consuelo Suncin, fué la inspiración de Antoine; y como mujer Salvadoreña merece que se RECONOZCA su aportación a esa obra. Es un buen momento político para que las mujeres salvadoreñas comencemos a contruir puentes firmes para lograr que en nuestro país exista igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en el ámbito público; comenzar a trabajar duramente para que el ámbito privado, sea público, que se reconozca nuestro esfuerzo y dedicación y nuestro valioso aporte para construir un mejor El Salvador; comenzando con la necesidad de incluir la transversalidad en la gestión pública; que obligue a que la cosa pública este con una cuota de mujeres en el poder con equidad. Gracias Consuelo Suncin, gracias querida salvadoreña en todo el mundo que te partes el lomo (la espalda), para llevar el sustento a tu familia, tu, amiga mia, hermana mia, de la que nadie habla, y que con tus remesas eres pieza fundamental para sostener a El Salvador. 27 diciembre 2009.

  8. Vicente #
    8

    Espero visitar pronto el Museo de Consuelo Suncin, es un gran aporte a la cultura Salvadoreña… Muy brillante idea.





© 2009-2014 Todos los derechos reservados