Consuelo Suncín y Vasconcelos: Amantes Imperfectos

 

Los tres volcanes de El Principito: Santa Ana, Izalco (ambos activos) y Cerro Verde (inactivo), cerca de Armenia.

Los tres volcanes de El Principito: Santa Ana, Izalco (ambos activos) y Cerro Verde (inactivo), cerca de Armenia. Foto de Irene Gashu.

INTRODUCCIÓN.- Continúo con el tema de la centroameriana y salvadoreña Consuelo Suncín, en espera que en un momento dado de estos próximos cinco años podamos inaugurar el Museo-Biblioteca Infantil “Consuelo Suncín-Antoine de Saint-Exupery”. Ella es nuestra. Y Saint-Exupery pertenece al mundo. Por consiguiente también es nuestro. Ahí están los tres volcanes del Asteroide (en Armenia, El Salvador, América Central). También ahí en Armenia aun están las tres ceibas (los boababs que menciona El Principito). Y está la suncín, la contadora de cuentos, la Sherezade, como dice Vasconcelos.

La Bilioteca-Museo Infantil debe ser acorde con nuestros tiempos: un Museo Digital Interactivo, con lo valioso que tenemos como son cientos de documentos en diorama, decenas de canciones dedicadas a ellas. Fotografías que nos han ofrecido sus familiares en El Salvador. Y quizás podamos obtener los derechos de exhibición de las fotografías de su archivo y originales en París, en manos de su heredero universal Don José Fructuoso. ¿Y por qué no los testimonios de sus parientes politicos, los herederos Saint-Exupery, sus sobrinos, que conservan recuerdos y derechos de algunas pertenencias de la pareja.

No se trata de editarle libros, hay cientos de ediciones en más de 200 idiomas (tenemos una edición en lo que fue Concultura, la DPI), hay otra edición en Costa Rica traducido por José Manlio Argueta Reyes. Nos interesa divulgar, dar a conocer algunos elementos de la identidad nacional y regional (no somos tan feos como pueda parecer en el exterior; me encanta usar esta frase de uno de los poemas de Roque Dalton). Nos urge promover valores universales contenidos en El Principito, una de las razones por lo cual en el Japón se erigió el único Museo dedicado a la pareja, institución muy apoyada en ese país. Inclusive tiene un jardín de rosas, en homenaje a la rosa de El Principito. Por su valores válidos en el mundo, esos que “son los más preciosos pero que por invisible no se ven, pues solo son visibles al corazón” (Saint-Exupery) y que pueden ser tan propicios para abrirnos puertas más esplendorosas en este siglo XIX; pueden inspirarnos para crecer y existir. Ese siglo cada vez más tecnológico y sorprendente y también más agresivo con la humanidad, más deteriorado y suicida. (M.A.)

LOS AMANTES IMPERFECTOS.- Sigo refiriéndome a las cualidades de mujer talentosa y excepcional que fue la escritora y artista salvadoreña Consuelo Suncín. Insisto en ubicarla en su universalidad salvadoreña y regional que no pudimos ver en su tiempo.

Se le acusa de ostentar el título de Condesa, ¿y qué? Acaso no somos miles desde México a Honduras que nos encanta lucir un titulo de licenciados o doctores? Y muchos de estos títulos fueron comprados en lo que antes fueron universidades de garage o de zaguán. Cada quien ostenta lo que es o no es.

Todos o casi todos los que manejan prejuicios misóginos en contra de la escritora y condesa salvadoreña violentan con inconsciencia pero abonan a la violencia consciente. Los prejuiciosos se olvidan de la Consuelo Suncín artista e intelectual que ha publicado sus Memorias de la rosa (2000) en Random House, Nueva York, de las editoriales más grandes de EE.UU. -Se puede decir del mundo.

Publicó en Bretano´s, Nueva York, su libro Memorias de Oppede ¡en 1945!, -en ingles y en alemán- cuando muchos andábamos en pañales.

¿Qué diablos tiene que ver ese talento de Consuelo para que hombres –y también mujeres- que saben de ella pretendan desconocerla? Me refiero a escritores del mundo, no a los nuestros de la region que apenas la conocemos, culpables de ignorancia, pero no de mala fe.

Para conocer los méritos de amante perfecta hay que conocer a José Vasconcelos, a Gómez Carrillo, a Saint Exupey, y Gabriel D´Annunzio. ¡sobre todo, quien es Consuelo Suncín! ¿Quién era José Vasconcelos?. Veamos un resumen mínimo del maestro:

-En el mundo intelectual y filosófico se le conoce como Maestro de América, es poeta, ensayista, político y filósofo.
-Su obra escrita se considera gigantesca. Además, aun ahora es muy consultado en lengua española. Por mucho tiempo el más leído de México.
-Es un personaje de la revolución Mexicana. Dos veces candidato a la Presidencia de la República, su rebeldía y volubilidad de ideas y comportamientos no lo dejó ga

<a href='http://buygenericvviagraonline.com/' title='b

uy generic viagra'>buy generic viagra

nar ese puesto.
-Rector de la UNAM –autor de la frase: “Por mi raza hablará el espíritu”.
-Ministro de Educación por antonomasia de la Revolución Mexicana.
-Exiliado, perseguido y encarcelado varias veces. En una de esas huidas se llevó a la Suncín a Paris y le abrió el camino para que ahora hablemos de ella y cimpliera su destino de reina de la diáspora centroamericana. Desde muy niña –según Claudia Lars, en Tierra de Infancia- quiso ser reina en su futuro… y tenía ocho años. Fue condesa de Saint-Exupery.

Día del matrimonio Consuelo Suncín y Saint-Exupery. Nótese a la salvadoreña vestida de negro, 1931.

Día del matrimonio Consuelo Suncín y Saint-Exupery. Nótese a la salvadoreña vestida de negro, 1931.

Leamos lo que dice Vasconcelos de la salvadoreña Consuelo Suncín, a quien llama con cariño Amparo o Charito. Framentos del libro Memorias, de varios volúmenes, Tomo El Desastre:

“Charito no era bailarina, pero si traìa música. Rara es la mujer que no la tiene; unas cuantas atesoran su musica en el corazon, y esas son buenas madres, las buenas esposas; otras llevan su música en la sensibilidad y seducen por la gracia de los movimientos, y el ritmo de las lineas. Charito tenía en la voz y en su dicción la clave de sus melodías…”.

“Escucharle un relato era caer en embrujo. Las palabras le venían a los labios sensuales y armoniosas. Se me antojaba ponerle el dictáfono enfrente para recoger sus historias… de expresión melodiosa y precisa. Insuflada de un fuego que podríamos llamar tropical, si no existiese también en el trópico el otro género de perezosas y apáticas… Charito, al contrario, se encendía platicando y los versos mas triviales adquirían en sus labios un encanto de esmaltes recién lavados y de sonoridades cristalinas”…

“Se hizo famosa entre la gente de letras que ella frecuentaba, (ejemplo) un relato del terremoto que destruyo la aldea de su pais en que vivió de niña… La despertó el sobresalto del volcán, el terremoto hizo caer puertas y muros; afuera, la noche, iluminada por las llamas de la erupción”. Se refiere a El Salvador: “dos activos y uno inactivo”. (Vasconcelos). Esto se menciona en El Principito (los tres volcanes muy cerca de Armenia, ciudad natal de Suncín).

“Su relato,…me inspiró el artículo en que comento el If, de Kipling, aplicado al destino del hombre de Hispanoamerica cuya inestabilidad se agrava con la incertidumbre de la misma tierra en que posa la planta”. ¡Consuelo inspira al Maestro de América! y lo dice Vasconcelos, no ella, a quien le han atribuido desplantes de vanidad. ¿pero quién que es no tiene rasgos vanidosos?

“Por Charito llegué a amar a toda la patria centroamericana…Centroamérica como nación…con una primera Reina salvadoreña… La capital debería estar en Guatemala”, dice Vasconcelos. “-¡No! -protestaba Charito – (debe estar) En San Salvador ! -Pues en ese caso, (prefiero) en Oaxaca…!” (cita del El Desastre).

Algunos escritores del mundo han dicho que Memorias de la rosa… “son inventos de la salvadoreña”. No lo escribió ella. Bien, este libro de inventos fue publicado en Ramdom House, Nueva York, Francia y España simultáneamente (2000) y la autora fue casada con el escritor mundial más famoso de la época: Enrique Gómez Carrillo (fue más admirado que hoy un García Márquez -en aquella época). Luego casó con el escritor más traducido en el mundo (después de la Biblia) : Antoine Saint Exupery, de quien ella fue su inspiradora (me refiero a la obra El Pirincipito; además ella es la rosa de dicha obra). Este años 2009 inclusive la siguen acusando de falsificar con la Paramount una firma para otorgarle los derechos de filmación, y que por ella no se filma El Principito. Por supuesto que detrás de todo esto hay intereses de dinero. Consuelo está muerta y no puede defenderse, y pocos velan por ella.

No es así nomás que en marzo del 2008, el Presidente de México, Felipe Calderón, de visita en El Salvador en su discurso ofrecido en una reunión con el cuerpo de Gobierno, mencionara una frase sobre la esperanza, inspirado  por Consuelo Suncín, originaria de Guaymoco, Armenia, Sonsonate, El Salvador. “Ustedes deben sentirse orgullosos de ella”, dijo Felipe Calderón a los minsitros salvadoreños.

¿Será? Como dicen nuestros hermanos guatemaltecos cuando tienen duda. ¿Nos sentimos orgullosos o el orgullo que ostentamos solo es un decir? Pero aun:  ¿sabían esos ministros quién era Consuelo cuando el presidente mexicano dijo esas palabras en la Casa Presidencial de El Salvador?

Manlio Argueta. Desde América Central, noviembre 21 de 2009.

zp8497586rq
zp8497586rq
This seemed to help me a lot. I noticed an effect after about 2 weeks of use. Buy viagra wholesale? This website provides highest quality generic medicines, which are shipped directly from India.

About The Author

m_argueta

Other posts by

Author his web sitehttp://manlioargueta.com

21

11 2009

2 Comments Add Yours ↓

The upper is the most recent comment

  1. Luis Guillermo #
    1

    Hoy 74 años gloriosos para el país: FELICIDADES!!!!!
    Ojalá y aún haya mucho tiempo de productividad literaria más, siempre con esa gran personalidad que lo caracteriza!!!!!!!
    Un fuerte abrazo en esta especial fecha para todos los salvadoreños: Su cumpleaños.

  2. 2

    Gracias por recordalo Luis. Contigo son 3 personas que casi no veo que lo han
    recordado, uno dae ellos en USA. Esto tiene un gran significado para mí. Saludos
    y que sigas adelante leyendo y escribiendo. Manlio





© 2009-2014 Todos los derechos reservados